Vinos con Denominación de Origen Rioja

Mostrando los 21 resultados

Denominación de Origen Calificada RiojaRioja es una denominación de origen calificada (DOCa) de España con la que se distinguen a ciertos vinos elaborados en áreas de las comunidades autónomas de La Rioja y el País Vasco mayoritariamente, y en menor medida en Navarra y casi despreciable en Castilla y León (menos de 2,5 km²).

Por la diversidad orográfica y climática en la Denominación de Origen de la Rioja se distinguen tres subzonas de producción —Rioja Alta, Rioja Baja y Rioja Alavesa— donde se originan vinos de distintas características.

La producción media anual de vino con Denominación de Origen de la Rioja es de 250 millones de litros (85% vino tinto y 15% vino blanco y rosado). Los vinos con Denominación de Origen de la Rioja son frescos, aromáticos, de composición equilibrada y excelente buqué.

Uvas de la Rioja

Variedades Tradicionales

Las variedades tradicionales autorizadas por el Consejo Regulador de la D.O.Ca. Rioja desde su creación en 1925 han sido siete, cuatro tintas y tres blancas:

  • Variedades Tintas: Tempranillo, Garnacha tinta, Mazuelo (también conocida como Cariñena) y Graciano.
  • Variedades Blancas: Viura (también conocida como Macabeo), Malvasía y Garnacha blanca.

Las variedades preferentes son la Tempranillo en tinto y la Viura en blanco.

Nuevas Variedades Autorizadas

En el año 2007, el Consejo Regulador de la D.O.Ca. Rioja autorizó la incorporación de 9 variedades nuevas que son las siguientes:

    • Variedades Tintas Autóctonas: Maturana tinta, Maturana parda o Maturano y Monastel (no confundir con la Monastrell o Mourvèdre).
    • Variedades Blancas:
      • Variedades Autóctonas: Maturana blanca, Tempranillo blanco y Turruntés o Torrontés (aunque de igual denominación, no es la misma variedad Torrontés cultivada en otras partes de España).

Variedades Foráneas: Chardonnay, Sauvignon blanc y Verdejo.

Los Vinos de la Rioja

La elaboración se realiza en barricas de roble de 225 litros durante un tiempo que oscila entre 1 y 3 años, y posteriormente en la propia botella durante un período de 6 meses a 6 años.

Dependiendo del tiempo que el vino permanece en barrica se clasifica como:

  • Crianza:
    • En los vinos tintos el periodo de crianza en barrica de roble y botella tiene que ser de un mínimo de 2 años naturales, seguida y complementada con envejecimiento en botella. El tiempo mínimo que debe permanecer en barrica es de 1 año.
    • En el caso de blancos y rosados el tiempo total es el mismo que para los tintos, pero solo es obligatorio un mínimo de 6 meses en barrica.
  • Reserva:
    • En los vinos tintos el periodo de crianza en barrica de roble y botella tiene que ser de un mínimo de 36 meses, con un tiempo mínimo de permanecía en barrica de roble de 12 meses.
    • En el caso de blancos y rosados el tiempo total entre crianza en barrica de roble y botella tiene que ser un período mínimo de 24 meses, con una duración mínima de crianza en barrica de roble de 6 meses.
  • Gran Reserva:
    • En los vinos tintos tiene que tener un mínimo de tiempo en barrica de 24 meses, seguido y complementado con un envejecimiento en botella de 36 meses como mínimo.
    • En el caso de blancos y rosados: crianza en barrica de roble y botella durante un período total de 48 meses, como mínimo, con una duración mínima de crianza en barrica de roble de 6 meses.
Abrir chat
1
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?