Bodegas Tomás Postigo

BODEGAS TOMÁS POSTIGO.

Tomás Postigo llegó a la Ribera del Duero en el año 1984, y hoy es considerado como uno de los enólogos más veteranos y que mejor conoce la zona.

Bodegas El Nido pertenece a OrowinesTomás Postigo es licenciado en Ciencias Químicas por la Universidad Autónoma de Madrid y licenciado en Enología por la Universidad de Valladolid. Tras tres años investigando en el Instituto de Fermentaciones Industriales (CSIC), optó por dedicarse profesionalmente al mundo de la viña y la bodega. Bodegas El NidoPostigo llegó a la Ribera del Duero en el año 1984, y hoy puede considerarse uno de los enólogos más veteranos y con mayor conocimiento de la zona.

Inició su trabajo de bodega en una cooperativa de la Ribera del Duero. Posteriormente, desde 1988 y hasta 2008, creó y dirigió uno de los vinos más emblemáticos de la misma Denominación de Origen, sin salir de Peñafiel.

Durante esta etapa, y fruto de su afán innovador, fue pionero en diversos campos de la elaboración del vino, como la utilización de Cabernet Sauvignon y Merlot en los coupages de sus vinos, la utilización del riego por goteo en viñedo de la Ribera del Duero, la utilización de roble francés para la crianza de vino tinto y la elaboración de vinos con movimiento de la uva por gravedad, dentro de la mencionada Denominación de Origen.

Uvas y ViñedosOrowines

Ribera del Duero

La adquisición de la uva se realiza a través de un proceso de selección en múltiples municipios de la Ribera del Duero. El estrecho contacto con los viticultores de la zona a lo largo de tantos años nos permite conocer y localizar las mejores parcelas, los mejores pagos y los mejores pueblos de la Denominación de Origen. El trabajo con los viticultores es una labor fundamental para que consigan la mejor uva de sus parcelas. Sólo adquirimos la uva de aquellas parcelas que alcanzan la calidad óptima exigida conforme a nuestros métodos de elaboración.
Incentivando a los viticultores para conseguir la mejor uva y trabajando juntos conforme a unos exigentes criterios de calidad, conseguimos una selección de las mejores uvas de la Ribera del Duero. El control del rendimiento de uva por hectárea es fundamental a la hora de exigir esta calidad. Las uvas proceden de toda la geografía de la Ribera del Duero: en la Ribera Baja el entorno es de Peñafiel y Pesquera; en la Ribera Media son parcelas del municipio de Roa de Duero; y en la Ribera Alta la uva procede de parcelas de hasta 1.000 metros de altitud sobre el nivel del mar.

Rueda

La uva procede de dos viticultores, uno del municipio de Serrada y otro del municipio de Villanueva del Duero. El viñedo de Serrada es una viña de regadío, mientras que el de Villanueva del Duero es de secano. El trabajo con estos viticultores -al igual que con los viticultores de la Ribera del Duero- es de estrecha colaboración, implicándoles en todas las labores en busca de la calidad exigida. Con buenos incentivos y con el trabajo conjunto se consigue una excelente calidad de uva.

El estrecho contacto con los viticultores de la zona a lo largo de tantos años nos permite conocer y localizar las mejores parcelas, los mejores pagos y los mejores pueblos de la Denominación de Origen.

Sin duda, la labor fundamental es el aclareo de uva. Casi todos los años requiere eliminar prácticamente el 50% de la producción. El máximo que permite el Consejo Regulador de Rueda son 10.000 kilogramos por hectárea, y nuestro rendimiento máximo son 5.000 kilogramos por hectárea.

Proceso de Elaboración

La uva se selecciona entre los mejores viñedos de la Ribera del Duero. Se vendimia en cajas de 12 kg. Después de su estancia en la cámara de frío, los racimos pasan por una mesa de selección donde varias personas separan cualquier impureza (hojas, tallos…) o los racimos que no cumplan con los estrictos criterios de calidad de la bodega. A continuación, una vez despalillado el racimo, la uva pasará por unas mesas de selección automática que retirarán las bayas inmaduras, los restos del despalillado o las uvas deterioradas.

Elaboración

Siempre pensando en producir el mínimo estrés a la uva se ha eliminado en su totalidad el empleo de bombas mecánicas para el traslado de las mismas, utilizando para ello cintas transportadoras y OVI (transporte de la uva al depósito por gravedad).

Fermentación alcohólica

Se utilizan depósitos de 15.000 litros con control de temperatura para conseguir una perfecta fermentación, favoreciendo una extracción máxima de polifenoles (color y taninos) sin aportar agresividad a nuestros vinos. Se espera una fermentación espontanea de nuestros vinos. Durante la misma se sigue un estricto control de parámetros como temperatura, densidad, tiempo de maceración, etc., con el objetivo de conseguir el vino deseado. Se realizan bazuqueos manuales con inmersión del sombrero para obtener un mayor contacto hollejo-mosto, evitando el uso de bombas mecánicas.

Prensado

Se utiliza una prensa vertical, con programas largos y prensados suaves sin llegar a secar la pasta.

Fermentación maloláctica

En la fermentación maloláctica se transforma el ácido málico en láctico, dicha fermentación se realiza parcialmente en barricas nuevas de roble francés de 225 litros de capacidad, siempre con bacterias autóctonas.

Clarificación

Aunque durante los trasiegos muchos elementos en suspensión son retirados del vino, otros más ligeros no llegan a decantar por si solos, para ello se agrega al vino sustancias coloides de origen vegetal o animal. Antiguamente se realizaba con sangre de animales o claras de huevo. Éstas sustancias arrastran hacia el fondo impurezas en suspensión del vino. Nosotros seguimos utilizando claras de huevo natural para este proceso. El proceso de clarificación mediante claras de huevo consiste en añadir en cada barrica unas claras de huevo (entre 2 y 8 por barrica, según el vino).

Crianza

La crianza se realiza en barricas de roble francés que han sido seleccionadas de los mejores toneleros, reposando durante un periodo mínimo de 12 meses, a una temperatura y humedad constante.

Embotellado

Se procede al embotellado en cada primavera después de la clarificación. Las botellas se guardan en jaulones para cumplir una crianza en botella, antes de salir al mercado.

Tomás Postigo desarrolla sus actividades de forma respetuosa con la conservación del medio ambiente, con la perspectiva de que el cuidado del entorno natural y el desarrollo sostenible proporcionan un valor añadido a nuestras actividades, y por ende, a la calidad de vida de sus clientes y de la sociedad en general. La suya ha sido la primera bodega de España en obtener el distintivo ecológico Huella de Carbono.

En un contexto donde la solución a problemas de contaminación ambiental de carácter global, como el cambio climático, la desertización y la pérdida de calidad y cantidad del agua, son retos para el conjunto de la humanidad, la bodega Tomás Postigo considera que como agente social comprometido con la calidad de vida de la sociedad actual y de las generaciones venideras, ha de operar de forma responsable y eficiente con los recursos naturales.

Su compromiso se concreta en:

  • Reducción de emisiones: Reducir la huella de carbono por botella producida en la proporción fijada por la Unión Europea, 20% en el año 2020.
  • Edificación sostenible: Utilizar técnicas de construcción que aprovechen y disminuyan el uso de recursos naturales, de tal modo que reduzcan el consumo de energía eléctrica y, en general el impacto ambiental de la habitabilidad de los edificios y consigan la integración con el paisaje.
  • Energías renovables y Eficiencia energética: Usar fuentes de energía alternativas, para cubrir parte de las necesidades térmicas de la bodega e implementar sistemas de auditoría energética para ahorrar consumo en la actividad productiva.
  • Agricultura sostenible y Biodiversidad: Aplicar prácticas de cultivo que permitan la conservación de los recursos naturales y el medio ambiente, limiten el uso de productos químicos y favorezcan la flora, la fauna y la calidad de los suelos.
  • Reducción de la huella hídrica: Optimizar el uso del agua por unidad productiva, mediante la realización de una gestión eficaz y eficiente de la disponibilidad de este recurso en la agricultura, la jardinería y los procesos productivos.
  • Ecodiseño: Introducir el criterio medioambiental en el diseño del packaging del producto con el fin de minimizar su impacto en la naturaleza.
  • Reducción de residuos: Reducir la cantidad generada de residuos y aplicar medidas de reciclaje y valorización de los materiales. Utilizar los subproductos de la bodega, como nueva materia prima de producción.
  • Distribución eficiente: Minimizar el impacto ambiental de la distribución del producto, mediante el uso de transporte energéticamente más eficiente (ferrocarril, vehículos con menor consumo de combustible…) y la optimización de cargas y rutas.
  • Investigación e innovación: Desarrollar líneas de investigación orientadas a conseguir la reducción del uso de recursos naturales, la generación de residuos y las emisiones de CO₂
  • Comunicación: Sensibilizar a los proveedores y a los trabajadores en buenas prácticas medioambientales y de lucha contra el cambio climático.

Información de Contacto

  • Calle Estación, 12 – 47300, Peñafiel, Valladolid (España).
  • Teléfono: +34 983 873019
  • Fax: +34 983 880258
  • Email: administracion[a]tomaspostigo.es
  • WEB: http://tomaspostigo.es/



Vinos Disponibles de Bodegas Tomás Postigo

Dejanos tus Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia. Más sobre nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies